fbpx

¿Cuántos tipos de cursos conoces?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Uno de los pasos clave en la creación y desarrollo de un curso en línea —y en general de cualquier curso—, es saber con exactitud cuál es el objetivo final que se persigue. En base a esto, debemos conocer las distintas alternativas con las cuales podremos llevar a nuestros alumnos a dicho fin.

Ya hemos conversado, en artículos anteriores, los pasos que debes seguir para crear un curso. Uno de los puntos fundamentales de este proceso es escoger la temática de tu curso.  Una vez que hayas decidido el tema, viene el momento de determinar qué quieres lograr en tus alumnos con tu formación. ¿Para qué o quién estás dictando tu curso? ¿Qué valor agregado obtendrán tus alumnos al cursar contigo? La creación de un plan de estudios orientado a un objetivo claro puede convertirse en un increíble aporte de innovación y cambio para tus alumnos. Tipos de cursos hay muchos; siempre va a depender de todas las consideraciones que debes tener presente a la hora de la planificación.

Revisemos algunas de estas categorías entre las cuales podrás elegir distintos niveles: básico, intermedio, avanzado, con Certificación, etc. Incluso puedes entregar parte de este curso gratis, por ejemplo una charla preliminar, a fin de que tus alumnos tengan la total claridad de qué es lo que recibirán al inscribirse contigo. Acá te cuento cómo funcionan alguno de estos cursos y su formato.

Un “mini-curso”

Es la síntesis del curso completo. Son muy populares actualmente, especialmente en las formaciones de mayor costo. En estos mini-cursos, que pueden ser de una a cuatro clases, se entrega contenido de valor educativo, y muchas veces se puede profundizar más respecto a ciertos temas. Lo aconsejable acá es entregar contenido de algunas áreas del temario que resulten realmente atractivas. Su objetivo es claro: darle a los alumnos una idea de lo que podrán encontrar en el curso completo.

Curso de Evaluación

Este formato es más que nada una orientación en la cual el alumno puede evaluar sus habilidades en determinada área. Su elaboración es muy simple y no requiere una gran cantidad de tiempo invertido. Por lo general son gratuitos, ya que uno de los principales objetivos es funcionar como lead magnet a fin de nutrir tu base de datos de correos.

Cursos de Orientación

Estos cursos son ideales para quien ya tiene una academia formada o cuyo proyecto educativo consiste en la oferta de varios cursos. Por lo general son gratuitos; la idea es mostrar a los alumnos los contenidos de distintas formaciones y darles una muestra de cómo funciona la academia, qué recursos tiene, con qué materiales se cuenta, cómo es la comunidad interna, la funciona comunicación con los instructores, etc.

¿Vas notando ya que realmente cada paso de un proceso formativo puede convertirse en un curso?

Cursos en Directo

Son un formato muy utilizado antes de cualquier lanzamiento grande. Su principal medio de comunicación son las sesiones programadas en directo, ya sea por alguna plataforma más tradicional (YouTube, Zoom, Meet), o a través de algún streaming de pago (webinars), lo que permite tener un mayor control de los alumnos que están interesados en el proceso, además de grabar la sesión, la que estará disponible por el tiempo que estimes conveniente.

Las sesiones en vivo pueden ser informativas, debates en un foro de discusión, etc. Los materiales que se entregan al final son, por lo general, una transcripción de la sesión en vivo y archivos descargables de las presentaciones.  Usualmente se abre un canal donde los alumnos pueden evacuar sus dudas, por WhatsApp o Telegram, por ejemplo. Es importante en este punto contar con un grupo de apoyo en redes para dar respuesta a las dudas e inquietudes de los alumnos.

Talleres

Los talleres son un tipo de mini-curso, pero mucho más elaborado, donde el instructor entrega conocimientos específicos a los alumnos, quienes tratarán de seguir las instrucciones al pie de la letra para obtener un resultado similar. Lo bonito de los talleres es que pueden ser, literalmente, de casi cualquier cosa: desde artesanía, pintura, manualidades, idiomas, meditación, yoga, hasta contabilidad, informática, marketing, etc.

Cursos Académicos Tradicionales

Estos son los cursos con una estructura académica clásica, que generalmente son validados por instituciones de educación superior. Muy utilizados antes de cursar algo que tenga una duración más larga, por ejemplo “Introducción a la Programación”. Cada sección consiste en una introducción a los distintos contenidos del curso, donde son expuestos y comentados, junto a una pequeña evaluación de habilidades. Este tipo de formación es el que utilizan los docentes por excelencia.

Cursos de Formación Profesional

Estos cursos son utilizados por las empresas para capacitar a sus empleados en cualquier área de su competencia, y así lograr un mayor compromiso de su parte en términos de permanencia y productividad. Agregan a los trabajadores inscriptos conocimientos, habilidades y nuevas competencias a desarrollar ya sea en grupo o en equipo. La formación corporativa es sin duda la que mayoritariamente utiliza este formato educativo.

Los Cursos “Days Challenge”

Nombres como “El 10 Days Challenge” o “Desafío de 30 días” son cursos que, bajo el nombre de desafío o challenge, intentan llevar al alumno por un camino de pequeños logros diarios o semanales, que van en aumento en cuanto a dificultad. El desafío final por lo general suele ser algún tipo de interacción real aplicando lo aprendido, ya sea en su propio negocio o con clientes de verdad. La ventaja que tienen estos cursos es que van paulatinamente internando al alumno hacia un objetivo.

Cursos de Certificación

A diferencia de los de Formación Profesional, los cursos de certificación no necesariamente son corporativos. Cualquier profesional debidamente calificado puede extender un certificado que garantice las habilidades y competencias que el alumno ha obtenido durante el desarrollo del curso. Sin embargo, hay áreas que son más exigentes que otras, y a veces no basta la certificación de un profesional conocido en su rubro. Por lo general, requieren del aval de alguna institución educativa o de alguna organización privada o gubernamental con más peso y prestigio.

Cursos de Cambio Conceptual

Estos cursos son muy interesantes. No pretenden entregar o enseñar ninguna competencia en particular, pero sí buscan darle un giro a la óptica que el alumno tenga sobre algún tema. Son muy utilizados para el desarrollo de las soft skills, como por ejemplo varias técnicas de Mindfulness, concentración, oratoria, puntualidad, habilidades sociales, automotivación, adaptabilidad, inteligencia emocional, etc.

Cursos Complementarios a los Productos Físicos

Tal como su nombre lo indica, son un complemento al producto que se vende en tu negocio, a fin de que el usuario/alumno pueda sacar el mayor partido posible a su recién adquirido bien. Son muy populares los cursos de optimización del uso de equipos informáticos, smartphones y otros elementos propios de la tecnología con la que actualmente contamos. No se trata sólo de un Manual de Uso, se entregan tips y datos interesantes, por ejemplo, a fin de conocer a fondo el producto que se ha adquirido.

Esto es apenas una pequeña muestra de la cantidad de formatos de cursos que podrás encontrar cuando decidas compartir tus conocimientos y monetizarlos para beneficio tuyo y de tus alumnos. Como podrás ver, no existe prácticamente nada que no pueda ser enseñado como una formación estructurada.  Lo único que tienes que hacer es decidirte y tomar acción. Créeme, con un simple estudio de mercado y un buen lanzamiento, tienes alumnos garantizados.

Más entradas

Dejá un comentario