Anímate a crear tu Estrategia de Marketing Digital

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

¿Qué es el Marketing Digital?

Hoy todo el mundo habla del marketing digital. Abres cualquier red social y aparecen publicidades por todos lados relacionadas al marketing digital: cursos, talleres, charlas, webinars… En todas partes ves cosas referentes al marketing digital, como si el universo conspirara obsesivamente. De pronto te encuentras usando estas palabras de forma cotidiana, con mucha comodidad y holgura. Pero ¿conoces realmente lo que es el marketing digital y todo lo que implica?

Definiciones hay muchas, unas más completas que otras; confusión aún más, debido a que se le llama marketing digital a muchas cosas que son parte de éste, instrumentos de los que se vale para ser aplicado, pero que por sí solas no califican para llevarse “el título defintivo”.  Pero entonces ¿qué es el marketing digital? Vamos a lo duro y concreto. La entrada de la Wikipedia a este respecto dice: “La mercadotecnia digital —en español— o marketing digital (también llamado marketing 2.0, mercadotecnia en internet, cybermarketing o cibermercadotecnia), está caracterizada por la combinación y utilización de estrategias de comercialización en medios digitales”.  Bastante buena, aunque tremendamente genérica. Resulta confusa y mareadora. Por ejemplo, si tuvieras que explicarle a un amigo que encuentras en un café y que de manera informal te pregunta de qué se trata, ¿qué le dirías? ¿Le darías una definición así de ostentosa? No, seguramente intentarías explicarle con tus propias palabras, para lo cual debes estar familiarizado con la disciplina. En lo personal, no te recomiendo las definiciones  de diccionarios. Son aburridas y las cosas de memoria nunca funcionan bien.

Qué dice esta otra explicación, obtenida de un webinar donde se trataba este tema: “es una forma de conectar con los potenciales clientes e influir en ellos”. Bueno sí, es uno de los objetivos del marketing digital, pero no explica nada. Me deja con más preguntas que respuestas. ¿Conectar con los clientes potenciales? Bien, pero cómo, con qué, dónde…

Acá dejo otra definición que saqué de unos apuntes que tomé en un taller al que asistí: “Básicamente, el marketing digital se refiere a cualquier esfuerzo activo de marketing por internet”. Me imagino que ya notaste las deficiencias en este punto.

Pero bueno, dejémonos de dar vueltas y vamos al grano. Nuevamente, ¿cómo definimos el marketing digital? ¿Cómo podemos internalizar este concepto? Te cuento cómo fue que a mí me funcionó: entendiéndolo como una estrategia que agrupa a muchas herramientas y acciones que ayudan a una empresa/negocio/emprendimiento a conseguir sus objetivos, ya sean incrementar las ventas, mejorar la percepción de la marca, etc., a través de internet. Si te gusta esta definición, puedes tomarla. A mi me funcionó de maravillas para comprender este inmenso y tremendamente efectivo universo. Existen varias estrategias de marketing digital. Seguramente ya conoces algunas, te manejas con otras o has escuchado hablar de ellas. Las más conocidas o masivas, por nombrar las que más se repiten, son el SEO, el marketing de contenidos, la publicidad PPC, el marketing en redes sociales, el famoso e-mail marketing, el video marketing y el marketing de afiliados. El centro de una estrategia de marketing es el sitio web (si quieres conocer más sobre este tema, te invito a leer el artículo anterior desde este link).

¿Cómo funciona el marketing digital?

El marketing digital trabaja de una manera muy simple: a través de la planificación de una estrategia, un plan detallado sobre cómo utilizar los diferentes canales de marketing que tienes a tu alcance para lograr los resultados que esperas.

En primer lugar, debes especificar cuáles son los objetivos que quieres lograr, como por ejemplo dar a conocer tu marca, vender más o hacer crecer tu comunidad.

Prácticamente al mismo tiempo, debes definir tu cliente ideal, cuál será tu audiencia, a quién irá dirigida tu estrategia. No te sirve de nada invertir grandes cantidades de dinero si te estás dirigiendo a un target “en general”; debes ser ridículamente específico respecto a quién le estás hablando. De este modo, podrás saber dónde se mueve tu cliente ideal, qué lugares de internet visita, dónde interactúa, en qué sitios participa, qué redes utiliza mayormente, etc. Un error muy frecuente que se comete en redes sociales, por ejemplo, es intentar abarcarlas todas. Antes de lanzarte al abismo de Twitter o a las plácidas aguas de Instagram, debes determinar dónde está efectivamente tu audiencia, cuáles son sus hábitos y, con esta información en la mano, planificar tu estrategia.

Ligado a lo anterior, o mejor dicho debido a lo anterior, debes decidir qué canales te ayudarán a alcanzar tus metas. Por ejemplo, si lo que deseas es vender más, lanzar campañas pagadas de avisos en Google Ads o Facebook es un muy buen lugar para empezar. Todo va a depender, de nuevo, de tu cliente ideal. Puedes apoyarte en métricas y otras herramientas muy útiles para conocer los hábitos de tus clientes y determinar cómo puedes comunicarte con ellos de manera óptima. Definir este punto te evitará perder tiempo y dinero en canales que no son adecuados para tu negocio.

En términos muy generales, de eso se trata una campaña de marketing.  Si en este momento te resulta demasiado amplio o confuso, no te preocupes que vamos a ir revisando en futuros artículos las estrategias más utilizadas y efectivas actualmente.

El marketing digital está en constante evolución, siempre incorporando nuevos instrumentos (¡hace dos años nadie sabía lo que era el Tik-Tok Marketing!) Debemos permanentemente estar adaptando nuestro plan de marketing a la realidad que nos rodea. Revisa constantemente qué estrategias están produciendo resultados y cuáles no están funcionando como se esperaba, para así cambiar, reacomodar o replantear tu plan de marketing, ajustándolo para canalizarlo debidamente.

No todos los sistemas funcionan para todos los negocios, por eso es importante que tu estrategia de marketing sea planificada minuciosamente, considerando en primer lugar tus objetivos y a quién te diriges. Si sabes qué es lo que quiere tu audiencia, no hay barreras para lograr las metas que desees alcanzar.

El marketing digital es el sistema que se perfila hoy como una gran alternativa para todos los negocios, y no parece tener la menor intención de ceder su lugar a otro método. En la era de la hiperconectividad en la que vivimos, definitivamente llegó para quedarse.

Más entradas

Deja un comentario